Me acerco al borde del pozo
Y miro dentro
Solo para comprobar que sigue vacío.
Hace días me alejé otra vez y tomé el camino,
Pero cuando el desierto amenazó tragarme
Regresé con la esperanza de que se hubiese llenado.
¡Así pierdo mi precioso tiempo!
Las ciudades se anuncian en el firmamento.
Sueño con vientos como capas de forasteros,
Barrios chinos en la luna,
Pianolas bajo nudillos ensangrentados,
Platillos insólitos.
Pero nunca termino de largarme.
Si el agua volviese al pozo.
Si el agua dijera otra vez adivinanzas
En el hueco de mi mano.
Si al agua le brotaran alas de espuma en mi pecho
Sería mi boca de nuevo
Un cuenco tibetano
Un oro
O una nuca cristalina
Que curva el tiempo sobre sí mismo.
Mas por ahora debo contentarme
Con llenar de arena el pozo
Y caminar hacia ninguna parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s