Pierdo mi tiempo
Como se pierde una peinilla en el asiento de un taxi,
Como se pierde
Una media suelta o un tabaco.
Es demasiada cosa la vida,
Un regalo comprometedor
Dejado a la puerta
De este humilde servidor.
Salgo a caminar y lo abandono en una banca
Del parque mientras un idiota
Me sigue y grita:
¡Ey, tú, que olvidas algo!
Yo escapo entre los autos
Sin voltear a verlo,
De todas maneras:
¿Cómo abrir un regalo que no tiene
Forma o cuyo envoltorio
Son mis propios nervios?
¿Cómo devolverlo al remitente?
 
Un mago de la India imitó el truco de Houdini
Al sumergirse en un río,
Encadenado y con seis candados.
"Si soy capaz de hacerlo, es magia;
si no puedo abrirlo, es una tragedia".
En esta tarde lenta de mediados de mayo
Quiero recordar a Lahiri
Y nuestro común fracaso.
Encadenado, a tres metros de profundidad
En un sucio río
Me envías tu telepático amor
En una raga,
Mientras las flores respiran en el patio.
 
(Las flores de mi casa están al fondo del río
Donde fumo en soledad).
 
Así pasan los años y el conteo es hacia atrás.
Hacia la fresca tierra,
Hacia la madre primitiva,
Hacia ese otro patio donde un niño con pantalones cortos
Juega a saltar sobre su sombra inquieta
Que se agita sobre el cemento y lo desafía
A moverse antes que ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s